Que estén tristes los que no se consideran hijos de Dios

Que estén tristes los que no se consideran hijos de Dios

-¿Cómo es tu alegría en el día a día por ser cristiana? El hecho de estar alegre es por tener a Dios dentro y no hay mejor regalo que ese, sabiendo que soy hija de Dios, que está siempre conmigo y puedo acudir a Él cuándo quiera, que es el único que nunca me va...